ÁFRICA/UGANDA - “Varios obispos solicitan poder acceder al fondo de emergencia OMP. Las necesidades son muchas"
29/05/2020

Kampala - "Uganda todavía está bajo bloqueo impuesto desde el 21 de marzo de 2020. Se han aliviado algunas medidas, pero se mantienen las distancias sociales y el uso de la mascarilla en la calle y en cualquier tipo de reunión", dice a la Agencia Fides el p. Pontian Kaweesa, Director de las Obras Misionales Pontificias en Uganda, describiendo la situación de la Iglesia y del país bloqueado por la pandemia COVID-19.
“Debido a la prohibición de los servicios religiosos en los lugares de culto, las personas continúan rezando en privado en sus hogares. Esto ha dado un nuevo impulso a la Iglesia doméstica. He recibido muchos testimonios de personas y familias que leen la Biblia recitando oraciones juntos en sus hogares; el Rosario, las Letanías de Nuestra Señora y la corona de la Divina Misericordia”. Muchas personas y familias que siguen la misa todos los días, especialmente en la televisión y las que retransmitidas en streaming en sus teléfonos y en la radio ". Varias familias también siguen la misa diaria del Santo Padre desde Roma con sus homilías singularmente edificantes y muchas personas rezan con él por las personas por las que ha pedido orar: enfermeras, médicos; migrantes, refugiados, enfermos y quienes fallecen en la soledad" subraya el p. Kaweesa
El p. Kaweesa subraya la importancia del fondo mundial de emergencia de las OMP para las actividades de caridad de la Iglesia en Uganda. “Hay situaciones de emergencia que han requerido la atención de la Iglesia en muchas diócesis en Uganda. Por nombrar solo algunos, tenemos hogares para discapacitados como la casa de Nalukolongo ; en Kisenyi y Busega", explica. "Dos congregaciones, la de los "Misioneros de los Pobres", compuesta por hermanos y sacerdotes y la otra de las "Misioneras de las Monjas Pobres”, conformada por mujeres religiosas, que tienen casas e instituciones para atender a los enfermos, hambrientos y discapacitados en la ciudad de Kampala. Ofrecen comidas diarias a un gran número de personas que de otro modo no tendrían que comer y alimentan a quienes tienen problemas físicos tan graves que no son autosuficientes".
El p. Kaweesa también recuerda que “en la diócesis de Kasese, en el suroeste de Uganda, las lluvias torrenciales causaron inundaciones y deslizamientos de tierra que devastaron el hospital minero de Kilembe y provocaron el desplazamiento de varias personas. Las estructuras diocesanas se han convertido en un hospital y miles de personas son atendidas en dos escuelas primarias cercanas". "Algunos obispos que están haciendo frente a emergencias de este tipo en sus diócesis han solicitado al Fondo Especial de Emergencia de las OMP ayuda para las víctimas de Coronavirus", dice el p. Kaweesa. “He enviado su solicitud a la Nunciatura en Uganda y estoy esperando una respuesta de Roma. Confío en que sus solicitudes serán respondidas adecuadamente. Envié una carta a todos los obispos en Uganda y les informé sobre el Fondo de Emergencia OMP Covid-19 en Roma al cual ellos también pueden contribuir”. “Las personas por ahora tienen muchas dificultades para aportan una contribución", admite el Director Nacional de las OMP, sin embargo, "a nivel nacional, muchas compañías, bancos e instituciones financieras, individuos, diócesis y la Conferencia Episcopal de Uganda han ofrecido dinero, alimentos y vehículos a la Task Force Nacional para ayudar a los necesitados. Solo podemos esperar y rezar para que este espíritu de oración y caridad continúe también después del final de la pandemia. La misión y la evangelización se fortalecerán", espera el padre Kaweesa
ASIA/LAOS - Cero muertes por Covid-19, pero gran impacto negativo en la economía y el turismo
29/05/2020

Vientiane - En el pequeño y aislado Laos, un país con siete millones de habitantes en el corazón del norte del sudeste asiático y con un gobierno de tipo socialista, con un solo partido en el poder, los números de coronavirus son tan bajos como para despertar asombro: el 27 de mayo, los casos positivos en Covid-19 eran solo 19 con cero muertes. Mientras tanto, dos de los cinco pacientes con Covid-19 del hospital de Mittaphab en Vientiane han resultado negativos y, si son negativos por segunda vez, podrán regresar a casa. Esta "primacía" de Laos, compartida en Asia solo con Timor Oriental, Turkmenistán, Camboya y Vietnam, se ha verificado sorprendentemente a pesar de la proximidad geográfica con China y el enorme ir y venir de trabajadores chino en Laos: miles de trabajadores chinos están ocupados construyendo tren de alta velocidad que une el sur de la República Popular con Singapur. El viaje, que lleva días hoy, se podrá completar en unas pocas horas dentro de unos años.
Aunque Laos reaccionó de manera rápida y efectiva aislando el virus antes de que pudiera afectar el frágil sistema nacional sanitario, sus efectos se hacen sentir en el campo socioeconómico: de acuerdo con el informe semestral del Banco Mundial, de hecho, se espera que el crecimiento durante el 2020 disminuirá al menos entre un 1% o 1.8% en el peor de los casos, y la pandemia aumentará el déficit fiscal, con un aumento de la deuda. Todo esto también tendrá consecuencias en el mercado laboral y en la pobreza dada la fuerte caída en el sector turístico que representa el 11% del empleo total y el 22% en las zonas urbanas.
Laos ha logrado una serie de ambiciosos objetivos de desarrollo gracias al plan de reforma de liberalización del mercado introducido en 1986. Los niveles de pobreza se han reducido a la mitad del 46.0% en 1993 al 23.3% en el 2013 y el crecimiento del PIB de media ha sido del 7.8% durante la última década, con mejoras marcadas en la educación y la salud. En 2018, los resultados de este crecimiento, impulsados ​​principalmente por los recursos naturales, los sectores de energía y el turismo, permitieron a Laos pasar de ser un país de bajo redito a país de medio a bajo redito. En 2024, la nación podrá ser eliminada formalmente de la lista de países "menos desarrollados". Sin embargo, sigue siendo un país con profundas dificultades en áreas geográficas aisladas y en zonas que aún se encuentran bajo el flagelo de la pobreza, el desempleo y la exclusión social.



ÁFRICA/KENIA - Con el aumento de los contagios por Covid 19, la situación de los niños más vulnerables empeora
29/05/2020

Nairobi – La emergencia sanitaria causada por el Covid 19 exacerba la situación de los niños más vulnerables. La Association of Sisterhoods Kenya está en primera línea tratando de responder a las necesidades de los niños que son atendidos en las instituciones católicas. Según la información recibida en Fides desde el C programa del Catholic Care for Children Kenya , han surgido varias dificultades, como la interrupción de las donaciones a favor de los hogares que cuidan a niños, con la consiguiente falta de suministro de alimentos y dispositivos sanitarios, de protección, agua corriente y todas las medidas principales para contener la propagación del virus.
En un informe escrito por la hermana Delvin Mukhwana, coordinadora del programa CCC-Kenia, y enviado a Fides, se enumeran los diferentes desafíos a los que se enfrentan las instituciones católicas: la mayoría de las casas y las pequeñas instituciones cristianas dependen de benefactores que actualmente no pueden garantizar las ofertas necesarias.
La AOSK, por su parte, ha respondido a esta crisis enviando fondos a las diversas instituciones de cuidado infantil para apoyarlas en la compra de los bienes de primera necesidad. En total, 127 CCI se han beneficiado de este fondo, se trata de institutos que acogen a más de 10.000 niños además de los más de 5000 beneficiarios indirectos.
La hermana Mildred Nekesa, administradora del Hogar Infantil Madre Ippolita Ndithini, en la diócesis de Machakos, declara que está agradecida por la enorme contribución de la AOSK y subraya que, durante el momento más difícil de la pandemia de Covid-19, la Asociación ha sostenido sus CCI con fondos para comprar alimentos, jabón, desinfectantes, mascarillas y para satisfacer otras necesidades importantes de los niños.
Según la información del Ministerio de Salud de Kenia, el país ha registrado 123 contagios solo el 27 de mayo, el mayor número de casos de coronavirus en un día y tres muertes de una sola vez.
Actualmente, el número total de personas infectadas en el país es de 1471. El ministro Mutahi Kagwe especificó que de los 123 casos, 85 provienen de la capital, incluido el barrio pobre de Mathare con 33 infecciones y el barrio bajo de Kibera con 14, más otros casos distribuidos en otras zonas pobres de la ciudad, pero también en barrios comerciales y poblados. En Mombasa, y particularmente en la Ciudad Vieja, se han verificado otros 24 casos, mientras que después de más de dos meses se ha informado de un caso en el condado de Kilifi. El positivo más joven tiene un año, el más anciano 76.


ASIA/BANGLADESH - Liberación de detenidos para contener el coronavirus: según la Iglesia, es “un paso justo”
29/05/2020

Dhaka - “Recibimos favorablemente la decisión del gobierno de liberar a tres mil reclusos. Es una iniciativa oportuna. Muchas personas, encarceladas por delitos menores o leves, pueden ser liberadas en esta situación de pandemia". Así lo afirma a la Agencia Fides, Mons. Bejoy N. D'Cruze, obispo de Sylhet y presidente de la Comisión Episcopal para la Unidad de Cristianos y diálogo interreligioso, comentando el anuncio del gobierno de Bangladesh de liberar a los prisioneros con una condena inferior a un año de prisión, como medida para evitar el hacinamiento y contener el contagio del coronavirus. Después de algunos casos positivos de Covid-19 registrados en prisión, las autoridades ordenaron la liberación gradual de más de tres mil reclusos, comenzando con un grupo de más de 385 prisioneros.
“He visitado las cárceles en los últimos meses. Jesús nos enseñó el amor y el cuidado de quienes están en prisión. Es nuestra misión cuidar a los que están dentro de las cárceles", señala el obispo. La Comisión Episcopal para "Justicia y Paz” realiza una pastoral específica para los prisioneros. El p. Liton Hubert Gomes, sacerdote de la Santa Cruz, a cargo de ese ministerio pastoral, dice a Fides que Bangladesh tiene alrededor de 90,000 prisioneros mientras que la capacidad máxima de las instituciones penitenciarias es de 40,000. Alrededor de 180 son cristianos, 40 de los cuales son extranjeros. “Es importante brindar seguridad en tiempos de pandemia: la liberación de prisioneros es una decisión justa", comenta a Fides.
La atención pastoral en las cárceles incluye visitas periódicas, reuniones y donaciones para los prisioneros, además de liturgias especiales, como la misa en las festividades de Navidad y Pascua. El padre Liton observa a Fides: "En Bangladesh hay miles de presos condenados por delitos menores, muchos son inocentes o muchos son presos de conciencia, como políticos, periodistas y activistas de derechos humanos. Sería bueno y esperamos que sean liberados 30 mil de estos prisioneros".

Enlaces útiles
EL REGISTRO
Título
Nombre*
Apellido*
Email oficial*
Email personal
Función*
Nación*
Ciudad*
Diócesis*
Teléfono
Dirección
Código Postal
MENSAJE

CONTRASEÑA OLVIDADA
USUARIO

Noticias

Enlaces útiles


OBRAS MISIONALES PONTIFICIAS
Secretariados Internacionales
PRIVACY
CONDICIONES DE USO
DISCLAIMER
COPYRIGHT ©2020OBRAS MISIONALES PONTIFICAS TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS