Perú
Vicariato Apostólico di San Ramón - Uniformes y material escolástico para los niños de la Misión de Yurinaki, en la jungla Amazónia

Gracias a la ayuda de la Pontificia Obra de la Infancia Misionera, las Religiosas de la misión han podido comprar cuadernos, lapiceros, bolígrafos, libros escolares, Biblias, etc. Al mismo tiempo, han conseguido comprar lo necesario para confeccionar mochilas para guardar el material escolástico, y los uniformes de los niños. Los han confeccionado las Religiosas mismas con la ayuda de las mamás que colaboran con la comunidad religiosa. Estos equipos se han distribuido después entre las comunidades indígenas desperdigadas en la jungla, algunas de ellas difícilmente accesibles, y necesitadas de material de formación.

Uganda
Archidiocesis de Tororo - Reestructuración de 4 aulas en la Escuela Católica primaria de Achilet

La escuela está situada a cinco kilometros de la ciudad de Tororo. La mayoria de la gente que vive en la zona trabaja en la agricultura, por lo que muchos de ellos son muy pobres.

El edificio original fue construido en 1950 y las aulas estaban casi que se derrumbaban. Era urgente repararlo para dar a 1.225 niños un ambiente de aprendizaje seguro.

La construcción de la escuela cambió la actitud no solo de los niños, sino de la gente en conjunto: los padres de los niños que acudían a la escuela les animaban a ser como esos niños que les estaban ayudando, siguiendo la mejor tradición del Espíritu Misionero.

Los estudiantes de la escuela están muy agradecidos y profundamente motivados para seguir adelante con sus estudios.

India
Diócesis de Salem - Construcción de aulas en la Escuela primaria de St. Mary, Idappadi

Idappadi está rodeada de cientos de aldeas muy pobres.

La escuela comenzó con los Misioneros M.E.P. en 1921 para dar respuesta a las necesidades educativas de los niños pobres en la zona. Actualmente hay 640 estudiantes. Como solo había 14 aulas para 16 grupos, algunos estudiantes tenían que estudiar bajo los árboles en condiciones insalubres, por lo que se nos presentó un proyecto de construcción de dos aulas más.

Gracias a esta ayuda y a la colaboración de la gente del lugar, el proyecto se ha realizado con éxito. Los niños y las familias ayudaron limpiando el lugar, ofreciendo materiales de construcción y mano de obra gratuita.

El Día de la Santa Infancia fue celebrado de manera grandiosa con una Santa Misa, juegos y competiciones.

Todos los estudiantes, profesores y los expertos correspondientes expresan su sincero agradecimiento por la ayuda recibida, y nos aseguran sus oraciones.

Papua New Guinea
Diócesis de Wabag - Ayuda a la educación elemental de niños

La Dióces de Wabag se extiende en la zona montañosa de Papua New Guinea. Las parroquias de Kompiam, Mungulep y Maramuni son muy lejanas y se está dando prioridad a las escuelas elementales. No hay conexión por carreteras así que todo debe ser transportado por avión o cargando con ello caminando casi un día entero.

Alrededor de 3.800 niños entre 5 y 9 años se han beneficiado de este proyecto.

La cantidad concedida por la Sociedad Pontificia de la Santa Infancia se ha utilizado en la educación de los niños en las áreas lejanas, de manera especial en materiales de enseñanza e instrucción, retiros y seminarios, y transporte.

Los niños de Waban que se han beneficiado de esta donación están muy agradecidos y rezan para que el Señor Bueno bendiga la Santa Infancia y a los bienhechores en sus esfuerzos por ayudar a los niños necesitados en todo el mundo.

HISTORIA

A mediados del siglo XIX, un obispo francés, Monseñor Charles de Forbin–Janson”, este fue el compromiso de cada niño desde el primer momento.

Era el año 1843, y con esta iniciativa se echó la semilla de la que surgiría la Obra. Años después se creó el lema “LOS NIÑOS AYUDAN A LOS NIÑOS”, que sintetiza muy bien la intuición del fundador y el carisma de la Obra., quedó muy impresionado por las noticias que llegaban de . Apesadumbrado por no poder partir personalmente como misionero, pidió consejo a Pauline Jaricot, fundadora de la Pontifica Obra de la Propagación de la Fe. El intercambio de ideas entre los dos fue esclarecedor, y Monseñor de Forbin–Janson concibió la idea de implicar a los niños de Francia de manera que éstos, tramite la oración y la colaboración material, pudieran ayudar a los niños chinos de su misma edad. “UN AVE MARÍA AL DÍA, UNA MONEDITA CADA MES.

China sobre los niños que morían sin haber recibido el bautismo

Para aquella época, e incluso en la actualidad, hacer a los niños protagonistas de la vida de la Iglesia era UNA IDEA REVOLUCIONARIA. En poco tiempo muchos países de unieron a la iniciativa, y la Obra, desde Francia, se extendió a Bélgica, España, Italia y en otras muchas naciones. El 3 de mayo de 1922 el Papa Pío XI, consciente de la gran contribución que en unos 80 años la Obra había dado a las misiones, la hizo suya, reconociéndola como Pontificia. El 4 de diciembre de 1950, el Papa Pío XII instituyó la Jornada Mundial de la Santa Infancia, declarando como fecha de celebración el día de la Epifanía, pero dando libertad a cada nación de adaptar la fecha a las exigencias locales.

Hoy la Pontificia Obra de la Santa Infancia se encuentra en más de 150 países.

MISIÓN

Los objetivos de la Obra se pueden resumir de la siguiente manera:

  • Salir al encuentro de las necesidades espirituales y materiales de todos los niños, para que puedan vivir dignamente, como verdaderos hijos de Dios.

  • Sensibilizar a los niños sobre las necesidades del prójimo, enseñándoles el valor y la fuerza de la solidaridad y del apoyo recíproco.

  • Hacer que crezca en los niños un espíritu misionero que les acompañe durante toda su vida, independientemente de que Dios les guíe hacia la vida laicas o religiosa, haciéndoles válidos y responsables miembros de la sociedad.

  ¿Qué hacen exactamente los niños y los adolescentes misioneros para contribuir a la salvación de los niños de su misma edad?

  • La oración: los niños de la Infancia Misionera rezan todos los días por los otros niños y por la difusión del mensaje evangélico.

  • La colecta: es el fruto de los sacrificios de los niños misioneros y de todos aquellos que quieren dar un futuro mejor a los niños del mundo. Estos “dones” se recogen en las diferentes Direcciones Nacionales presentes en los países respectivos, y son enviados al Fondo Universal de Solidaridad de la Infancia Misionera para que sean redistribuidos a millones de niños necesitados en todos los rincones de la tierra.
    Gracias a estas ayudas, muchísimos niños pueden comer, estudiar, tener un techo bajo el cual dormir, curarse y, sobre todo conocer a su Jesús y su anuncio, que estos gestos de amor hacen visible.

  • El testimonio misionero: con su comportamiento y con su mensaje, los niños misioneros son testigos y ejemplo de vida para los niños de su edad y para toda la comunidad.

¿Quiénes son los beneficiarios de la Obra?

De alguna manera, TODOS se benefician del carisma transmitido por la Pontificia Obra de la Santa Infancia.

  • Los niños miembros de la Infancia Misionera, que crecen en la fe, en el compartir y en la solidaridad.

  • Los niños que reciben la gracia de la oración y de la contribución material, este último sobre todo en los lugares más pobres del mundo.

  • La Iglesia en general, que se refuerza por medio del testimonio de la generosidad espiritual y material de los miembros de la Santa Infancia, que una vez que han crecido, como laicos o religiosos continuarán a anunciar la buena noticia.

  • La sociedad en general a través de los miles de escuelas, centros médicos, bibliotecas, y estructuras sanitarias construidas, etc., los alimentos y el material escolástico repartido: todo esto pruebas concretas de que, a través de la solidaridad y el compromiso misionero TAMBIÉN LOS PEQUEÑOS PUEDEN REALIZAR COSAS GRANDES.

 LA OBRA ESTÁ ABIERTA A TODOS.

 
Aunque la Pontificia Obra de la Santa Infancia pertenece principalmente a los niños y a los adolescentes, que son sus verdaderos miembros, el mensaje que anuncia se dirige a todos aquellos que quieren colaborar

 Efectivamente, en la formación de los niños misiones el muy importante el papel

  • de la familia

  • de los educadores

  • de los animadores

 que, con su testimonio, preparación y dedicación, forman a los pequeños misioneros en los valores del amor, la solidaridad y del compartir.

¿Quieres saber más?

¿Quieres saber si existe un grupo de la Santa Infancia en tu parroquia, o quieres crear uno?

¿Te gustaría ser animador de la Santa Infancia?

SI TAMBIÉN TÚ QUIERES HACER ALGO, DESCUBRE CÓMO PONIÉNDOTE EN CONTACTO CON LA DIRECCIÓN NACIONAL DE TU PAÍS

EL REGISTRO
Título
Nombre*
Apellido*
Email oficial*
Email personal
Función*
Nación*
Ciudad*
Diócesis*
Teléfono
Dirección
Código Postal
MENSAJE

CONTRASEÑA OLVIDADA
USUARIO

PONTIFICIA OBRA DE LA INFANCIA MISIONERA
... Enseñar a los niños a descubrir el espíritu misionero
y a ayudar a los niños de su misma edad en todo el mundo,
a través de la oración y el compartir
PONTIFICIA OBRA DE LA INFANCIA MISIONERA
... Enseñar a los niños a descubrir el espíritu misionero y a ayudar a los niños de su misma edad en todo el mundo, a través de la oración y el compartir
PONTIFICIA OBRA DE LA INFANCIA MISIONERA
... Enseñar a los niños a descubrir el espíritu misionero y a ayudar a los niños de su misma edad en todo el mundo, a través de la oración y el compartir
PONTIFICIA OBRA DE LA INFANCIA MISIONERA
... Enseñar a los niños a descubrir el espíritu misionero y a ayudar a los niños de su misma edad en todo el mundo, a través de la oración y el compartir
PONTIFICIA OBRA DE LA INFANCIA MISIONERA
... Enseñar a los niños a descubrir el espíritu misionero y a ayudar a los niños de su misma edad en todo el mundo, a través de la oración y el compartir
HISTORIA
A mediados del siglo XIX, un obispo francés, Monseñor Charles de Forbin–Janson”, este fue el compromiso de cada niño desde el primer momento.

Era el año 1843, y con esta iniciativa se echó la semilla de la que surgiría la Obra. Años después se creó el lema “LOS NIÑOS AYUDAN A LOS NIÑOS”, que sintetiza muy bien la intuición del fundador y el carisma de la Obra., quedó muy impresionado por las noticias que llegaban de . Apesadumbrado por no poder partir personalmente como misionero, pidió consejo a Pauline Jaricot, fundadora de la Pontifica Obra de la Propagación de la Fe. El intercambio de ideas entre los dos fue esclarecedor, y Monseñor de Forbin–Janson concibió l...

MISIÓN
Los objetivos de la Obra se pueden resumir de la siguiente manera: Salir al encuentro de las necesidades espirituales y materiales de todos los niños, para que puedan vivir dignamente, como verdaderos hijos de Dios.

Sensibilizar a los niños sobre las necesidades del prójimo, enseñándoles el valor y la fuerza de la solidaridad y del apoyo recíproco.

Hacer que crezca en los niños un espíritu misionero que les acompañe durante toda su vida, independientemente de que Dios les guíe hacia la vida laicas o religiosa, haciéndoles válidos y responsables miembros de la sociedad.  ¿Qué hacen exactamente los niños y los adolescentes misioneros para contribuir a la salvación de los niño...



Proyectos
Papua New Guinea





PONTIFICIA OBRA DE LA INFANCIA MISIONERA
Secretariado Internacional
Via di Propaganda, 1C 00187 ROMA
Teléfono: (0039)06 698 80228 Fax: (0039)06 698 80276 Email: vati176@poim.va


OBRAS MISIONALES PONTIFICIAS
Secretariados Internacionales
PRIVACY
CONDICIONES DE USO
DISCLAIMER
COPYRIGHT ©2017OBRAS MISIONALES PONTIFICAS TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS