Homenaje a Mons. Eugenio Scarpellini

Homenaje a Mons. Eugenio Scarpellini

Homenaje a Mons. Eugenio Scarpellini Obispo de la Diócesis de El Alto-Bolivia

La vocación y misión, se han hecho vida en él, en su modo de ser

Mons. Sergio Gualberti, Arzobispo de Santa Cruz, entrañable amigo y hermano de Mons. Scarpellini, fue quien pronunció la homilía de manera virtual, el Arzobispo expresó su sentir ante la partida de Mons. Eugenio: «Por un lado, la tristeza y el dolor por la muerte repentina e inesperada de Mons. Eugenio, la pérdida de un gran pastor muy apreciado y amado por su pueblo y particularmente por mí con quien hemos cultivado una profunda amistad. Por el otro, los sentimientos de gratitud a Dios por la vida de Mons. Eugenio, por haberle dado el don de la fe, haberlo elegido a ser sacerdote a imagen de Cristo y por haberlo enviado como misionero en nuestra Iglesia en Bolivia, donde ha desempeñado su ministerio con pasión, generosidad y alegría.

Vocación y misión que se han hecho vida en él, en su modo de ser, pensar y actuar, acogiendo a las Bienaventuranzas, el programa de santidad para todo discípulo de Jesús, programa que, para la mentalidad del mundo, suena a paradoja: felices los pobres, los afligidos y los perseguidos. Mons. Eugenio, a quien los desafíos lo apasionaban, con su talante valiente y generoso e iluminado por Espíritu del Señor, ha optado por las Bienaventuranzas, lo absurdo del mundo, pero camino seguro de la verdadera felicidad en Cristo», expresó a tiempo de remarcar las bienaventuranzas que vivió Mons. Eugenio como testigo «con pasión y ardor», «las transparentaba en su labor cotidiana llevada con disponibilidad, coherencia y tenacidad. Su vitalidad desbordante y el entusiasmo que ponía en todo lo que hacía, contagiaba a las personas, en algunos pudo despertar un cierto temor, sin embargo, detrás de la energía que emanaba de todo su ser, latía el corazón del seguidor fiel de Cristo, el pastor bueno, generoso, sensible y atento a las personas, en particular a los pobres».

«El mejor homenaje que podemos ofrecer a Mons. Eugenio es servir al evangelio con alegría», Padre Leonardo Rodríguez, Director de OMP de Uruguay y Coordinador de las Obras Misionales Pontificias del continente americano, en nombre de todos los directores nacionales de América, comparte en un video de homenaje , en el que Directores de Obras Misionales Pontificias de algunos países de América, expresaron palabras de consuelo y algunos testimonios donde resaltaban las características de Mons. Eugenio, tales como su alegría, entrega, generosidad, servicio del Evangelio, su vocación misionera, recordándolo como un padre, amigo y misionero incansable, constructor de justicia y de paz, y un ejemplo de vida que hoy se debe seguir mirando a Jesús en el rostro de los pobres, humildes y sencillos.

Fuente: Bolivia Misionera, Sitio Web y Revista de la Dirección Nacional Boliviana