slider-fondouniversale.png

El Fondo Universal de Solidaridad

infografica_es.png infografica_es.png

LA CARIDAD DE LOS BAUTIZADOS EN TODO EL MUNDO POR EL MUNDO ENTERO

El Fondo Universal de Solidaridad tiene sus raíces en el comportamiento de la primera comunidad cristiana tal y como se mencionada en el libro de los Hechos de los Apóstoles: «La multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma; y ninguno decía ser suyo nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común. No había entre ellos ningún necesitado; porque todos los que poseían heredades o casas, las vendían, y traían el precio de lo vendido y lo ponían a los pies de los apóstoles; y se repartía a cada uno según su necesidad» (Hechos 4, 32,34-35).

Los primeros cristianos habían dado vida a formas específicas de compromiso tanto con los pobres como con la misión; la comunidad de Jerusalén se había dotado tanto de una estructura caritativa, que dependía primero de los doce apóstoles y luego de los diáconos, como de un fondo solidario, resultado de las ofrendas gratuitas y de las contribuciones libres de la venta de propiedades.

Estas colectas, iniciadas por San Pablo y realizadas con una finalidad caritativa, tenían al mismo tiempo un objetivo pastoral: la unidad de fe y amor entre los cristianos.

Fue esta misma preocupación la que impulsó a Pauline Jaricot a reunir a sus amigos para dedicarse a la oración y la colecta de fondos para las misiones.

LOS SUBSIDIOS LLEGAN DONDE SE NECESITAN

 

Las Obras Pontificias para la Propagación de la Fe, la Santa Infancia y San Pedro Apóstol establecieron un fondo de solidaridad, capaz de apoyar programas de asistencia universal. El Fondo Universal de Solidaridad es «signo de la unidad de fe, de amor y de justicia que une en el mundo a todos los miembros de la Iglesia y a todas las Iglesias particulares en la comunión de la Iglesia universal» (cf. Estatuto de las OMP, art. 67).

Todo bautizado lleva consigo la responsabilidad de la catolicidad de la Iglesia y, por tanto, de la colaboración en la evangelización universal.

Las OMP aseguran una distribución justa y responsable de las donaciones que el Pueblo de Dios hace cada año en todo el mundo al Fondo Universal de Solidaridad del Papa.

A través de la distribución de subsidios, las OMP están atentas a las situaciones de cada iglesia en particular y demuestran que tienen en cuenta sus necesidades.

De esta manera, las OMP pueden apoyar un programa anual de ayuda a todas las Iglesias de misión, en vista de su progresiva autonomía y para permitirles corresponder, a su vez, a las necesidades de las Iglesias hermanas más necesitadas.

«... La Iglesia continúa, desde siempre, yendo hacia adelante también gracias al óbolo de la viuda, a la contribución de toda la multitud de personas que se sienten sanadas y consoladas por Jesús y que, por ello, por su inmensa gratitud, donan lo que tienen». (Papa Francisco, Mensaje a las OMP del 21 de mayo de 2020).

 

 

SUBSIDIOS ORDINARIOS Y EXTRAORDINARIOS DISTRIBUIDOS POR CONTINENTE EN 2020

dati america dati america
dati Europa dati Europa
Dati Africa Dati Africa
Dati Asia Dati Asia
Dati Oceania Dati Oceania

los subsidios extraordinarios están así distribuidos

.

PROPAGACIÓN DE LA FE

sussidi santa infanzia sussidi santa infanzia

.

SANTA INFANCIA

SANTA INFANCIA SANTA INFANCIA

.

SAN PEDRO APÓSTOL

SAN PEDRO APÓSTOL SAN PEDRO APÓSTOL

.

Juntos podemos cambiar muchas historias. <br> <br> Apoya el trabajo de los misioneros del mundo entero.

Juntos podemos cambiar muchas historias.

Apoya el trabajo de los misioneros del mundo entero.