Continuación de los trabajos de construcción de la Catedral Nuestra Señora de la Asunción en Founangué-Maroua, diócesis de Maroua-Mokolo

Continuación de los trabajos de construcción de la Catedral Nuestra Señora de la Asunción en Founangué-Maroua, diócesis de Maroua-Mokolo

< De vuelta a

La diócesis de Maroua-Mokolo, erigida en 1973, se encuentra en el extremo norte de Camerún. Comparte una larga frontera con Nigeria, Chad, así como con las diócesis de Yagoua y Garoua en Camerún. Tiene una extensión de 14.332 Km2, y una población de unos 2.100.000 de habitantes.

La diócesis, que comprende 6 Zonas Pastorales, cuenta con 40 parroquias, 5 distritos parroquiales (parroquias en formación), organizados en Sectores, Comunidades y Comunidades Eclesiales Vivas, y 1 Sector Autónomo. Sacerdotes, diáconos, religiosas, religiosos, catequistas y responsables de comunidad aseguran la animación pastoral.

Hay que resaltar que la población está formada por varias etnias que viven unidas en paz y fraternidad, y pertenecen a religiones cristianas, musulmanas y tradicionales. La comunidad cristiana se encuentra en un medio en el que el islam, aunque no mayoritario, tiene un peso social muy importante.

En lo que se refiere a las estructuras eclesiásticas de la diócesis, la antigua iglesia catedral ha sido construida en los albores de la evangelización. Hoy, víctima de su edad, corre el riesgo de derrumbe; vieja y pequeña, no corresponde a las aspiraciones de los cristianos de la diócesis y de la ciudad de Maroua. Es algo que preocupaba a los responsables y a todos los fieles, e incluso a los miembros de otras confesiones religiosas, que a menudo decían: «los musulmanes tienen varias mezquitas en la ciudad para su culto, mientras que los católicos no tienen una catedral». De hecho, las grandes celebraciones litúrgicas e incluso las ordenaciones sacerdotales tienen lugar bajo los árboles, bajo carpas en mal estado y a veces en el estadio municipal de la ciudad.

Para la diócesis de Maroua-Mokolo es ya urgente construir no solamente una nueva iglesia, sino una HERMOSA y NUEVA catedral digna de la bella ciudad de Maroua. El objetivo es dotar a la diócesis de un espacio de oración que pueda reunir varios miles de fieles. Sería la Catedral Nuestra Señora de la Asunción de Founangué-Maroua, sede de la diócesis.

Las autoridades administrativas concedieron un terreno no lejos de la comuna de Maroua 3, de diferentes mezquitas y del mercado central.

En su estructura, incluiría no solamente los símbolos cristianos, sino también los de la cultura local. La planimetría de la catedral representa un tipo de casa africana (Boukarou). La forma de las columnas de la mediana ante el presbiterio alude a un símbolo de protección. La cubierta “estrellas” quiere representar el hermoso cielo de África y las decoraciones geométrica de África. La estructura de la cubierta es el manto de la Virgen que protege a los fieles. Su forma planimétrica es el abrazo de la Virgen María a la población. El entramado de las columnas en mediana forma la letra (M) de María. Las cuatro columnas que sostienen el techo tienen forma estelar. Disminuyendo hacia lo alto, simboliza la Asunción de la Virgen María. La misma cobertura quiere simbolizar la gran estrella de María. Acogida y protección materna son los principales símbolos de esta catedral, cuya vocación será, por una parte, acoger los miles de personas que se reunirán los domingos para las grandes celebraciones, las procesiones de la fiesta de María o las ordenaciones sacerdotales, los regulares encuentros ecuménicos y de diálogo interreligioso favorables al vivir juntos, a la unidad, la paz y la fraternidad universal; por otra parte, asegurar a toda la población la calurosa protección maternal de la Virgen María.

La fachada oeste es la principal, con el ábside hacia el este, donde surge el sol, signo de la Resurrección.

Los trabajos de la nueva catedral han comenzado en 2014, y avanzan progresivamente gracias a la generosidad de los fieles de nuestras diferentes parroquias, a pesar de su pobreza, gracias a las donaciones de personas de buena voluntad y sobre todo gracias al Fondo Universal de Solidaridad que recibimos a través de las Obras Misionales Pontificias, de manera particular de la Pontificias Obra Misional de la Propagación de la Fe de Roma.

Algunas fotos ilustran los progresos de los trabajos.

 

Construyamos juntos la Casa de Dios

No solamente los símbolos cristianos, sino también los de la cultura local

3 de julio de 2021 Ordenaciones sacerdotales en la diócesis de Maroua-Mokolo

Juntos podemos cambiar muchas historias. <br> <br> Apoya el trabajo de los misioneros del mundo entero.

Juntos podemos cambiar muchas historias.

Apoya el trabajo de los misioneros del mundo entero.