“Juntos siguiendo las huellas de Emaús”. Formación misionera para jóvenes en Egipto

“Juntos siguiendo las huellas de Emaús”. Formación misionera para jóvenes en Egipto

< De vuelta a

La Dirección Nacional de las OMP en Egipto con el apoyo y la colaboración de la PUM, ha organizado un curso de formación misionera para un centenar de jóvenes en Egipto sobre el tema «Juntos tras las huellas de Emaús», que ha celebrado del 24 al 27 de febrero de 2022 en Dronka, en la Diócesis de Asiut.

El primer día, el p. Andraws Fahmi, director nacional de las OMP ha presentado las obras Misionales Pontificias; seguidamente el p. Mettaos Adib, director del Instituto catequético y párroco de Asiut, ha expuesto cuales son los desafíos actuales que debe afrontar hoy la misión, partiendo del mandato de Cristo a los discípulos, pasando por el Concilio Vaticano II, hasta nuestros días: vida espiritual, vida económica, medios de comunicación de masas, divisiones internas en el cristianismo, etc.

A continuación, el Nuncio Apostólico, el Arzobispo Mons. Nicolás Thevenin, ha hablado de la misión de la Iglesia y de las Obras Misionales Pontificias. Por último el Hno. Mina Anwar, joven egipcio de la comunidad Comboniana ha compartido sus experiencias de misión en Zambia y en Kenia.

El segundo día, con la presentación de Mons. Thomas Habib, obispo de Sohag, sobre el tema “Misión e Iglesia en tiempos de la Evangelii Gaudium” se ha abierto el debate sobre la situación misionera en Egipto y sobre el papel de la Iglesia local. Después el p. Pios Farag, director de la Oficina para el Desarrollo Humano en Guiza, ha ilustrado el papel que tiene el compartir en la comunidad para la actividad misionera y la necesidad de una moralidad cristiana en el encuentro con el otro. Los jóvenes también han participado concretamente en las actividades de catequesis de cinco parroquias y visitado a los fieles en sus casas.

El tercer día con el Sr. Roger Raaf, comenzando con una meditación sobre la historia de los discípulos de Emaús, la atención se ha centrado en la importancia de la escucha profunda, la búsqueda de la verdad y el redescubrimiento de la riqueza del otro. Luego el p. Emad Kamil ha ilustrado las diversas motivaciones que son la base de la actividad misionera: la espiritual, que proviene del encuentro con Dios en el prójimo; la alegría y el placer de vivir juntos; la felicidad de progresar junto al prójimo; y, por último, la participación en la salvación de Cristo a través del prójimo.

 

Juntos podemos cambiar muchas historias. <br> <br> Apoya el trabajo de los misioneros del mundo entero.

Juntos podemos cambiar muchas historias.

Apoya el trabajo de los misioneros del mundo entero.